1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars | 1 votos
Cargando…

Cómo funciona el trading en Forex


El Forex se conoce también como mercado de divisas, FX o trading de divisas, entre otras posibles denominaciones comunes. Sea cual sea el nombre que elijamos, debemos saber que es un mercado descentralizado (no tiene una sede física en ningún lugar) de todas las divisas que se operan a nivel mundial. Este mercado está considerado como el más grande y también el que registra el mayor número de operaciones tanto diarias como al cabo del año. ¿Pero en qué consiste? ¿Cómo se hace el tranding? ¿Qué pasos se deben seguir para operar? Son algunas de las preguntas más habituales a la que vamos a dar respuesta.

En el Forex, mercado que comenzó en la década de los años 70, se opera con el trading, término que, en realidad, tan solo significa la compra y venta de activos, que pueden ser acciones, futuros, derivados o divisas. En este caso, precisamente, al relacionar el trading con el Forex, se trata de realizar operaciones de compraventa de divisas con el objetivo de obtener beneficios.

Es decir, la inversión en divisas consiste en comprar una moneda mientras se vende otra. Es una operativa que está abierta también a inversores minoritarios, aunque en general el Forex se considera como un mercado interbancario porque se ejecuta de manera electrónica dentro de varias redes bancarias.

Los beneficios o pérdidas se obtienen por el precio de los activos, en este caso, de las divisas. Por ejemplo, si la moneda que se ha comprado aumenta el valor en comparación con la moneda que se ha vendido, el inversor cierra la posición con ganancias. En el supuesto contrario, se pierde.


Y, ¿cómo se puede saber cuándo comprar y vender y qué divisa en concreto? Como sucede a la hora de comprar acciones u otros activos en los mercados de valores, es necesario hacer un análisis del mercado que nos permita concretar la operación que puede ser más adecuada y evitar perder dinero.

Como sucede con las operaciones en bolsa, en Forex es conveniente realizar dos tipos de análisis, que se corresponden con el fundamental y el técnico. Cada uno de ellos atiende a una serie de indicadores diferentes y por lo tanto muestra diversos aspectos de de la divisa y del mercado.

Pero en este tipo de operaciones, también hay una serie de términos, que se deben tener claros antes de realizar las inversiones para poder hacer ese análisis mejor y saber realmente qué tipo de operaciones se están haciendo y los posibles beneficios que se podrían obtener con ellas. Un motivo por el que vamos a entrar con más detalle en todos estos aspectos del Forex, mercado en el que se puede operar desde la noche del domingo hasta el viernes por la tarde ininterrumpidamente.

¿Cómo funciona?

Como hemos comentado anteriormente, el trading consiste en comprar y vender los activos, en este caso, las divisas. En Forex, están los denominados sistemas de trading, que consisten en un conjunto de reglas matemáticas estructuradas sobre las que se basan las decisiones de las operaciones de los inversores. Estos sistemas tienen una ventaja muy importante. Y es que se puede automatizar todo el proceso de compra y venta en cualquier mercado.

Ahora bien, es conveniente conocer cómo se hace la operativa y qué términos hay que tener claros antes de comenzar a comprar y vender divisas. Uno de los más importantes es el denominado pares de divisas, que se emplea siempre porque toda la inversión en estos activos se hace vendiendo una moneda y comprando otra. De este modo, toda operación en Forex se hace con dos monedas a la vez. Cada una de las divisas, dentro del par, tiene un código de tres letras. De ellas, dos indican la región, mientras que la otra letra se corresponde con la moneda. El ejemplo más claro para explicarlo es el par de divisas GBU/USD, estando formado por la libra esterlina GBU (Great Britain Pound) y el dólar de EEUU, es decir, el USD (US dólar).

La posición es importante para determinar el precio del par. La primera divisa que aparece en él se denomina divisa base, mientras que la segunda es la divisa cotizada. El precio del par de divisas se determina haciendo el cálculo de cuánto vale una unidad de divisa base en la divisa cotizada, es decir, cuánto vale una moneda en términos de la otra. La divisa base siempre es igual a una unidad monetaria de intercambio, mostrándose en el par de divisas la cantidad de divisa cotizada que se precisa para comprar una unidad de la divisa base.


Retomando el ejemplo anterior del par de divisas GBP/USD, de forma práctica podemos decir que, si la libra sube de valor frente al dólar, la libra valdrá más que el dólar por lo que el precio del par aumenta. Si por el contrario, el precio de la libra baja, el precio del par también será inferior.

En el trading en Forex se debe tener en cuenta además otro concepto importante. Es el spread, que consiste en la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta del par de divisas. Al abrir una posición en Forex se ofrecen dos precios. De este modo, se opera con el precio de compra cuando se abre una posición larga y con el precio de venta en la posición corta.

Relacionado con el término spread, están los llamados pipos, que son la medida en la que se indican los aumentos o bajadas en el precio del par de divisas. Normalmente, esta equivalencia se refleja en el cuarto dígito decimal de un par. Esta regla, sin embargo, no es válida para aquellas divisas cotizadas en valores más pequeños como sucede con el yen japonés. En este caso, el pipo se refleja en el segundo decimal. Habitualmente, no se registran movimientos muy amplios, aunque los pares de divisas suelen ser bastante volátiles.

Muchos inversores optan por operar en Forex con grandes grupos –se denominan lotes-, o bien por el apalancamiento, que permite una exposición a grandes cantidades de divisa, pero sin tener que comprometer una gran parte del capital y sin tenerlo depositado en la cuenta de tranding. Y es que un lote son 100.000 unidades de divisa, aunque puede haber más pequeños de 10.000 ó 1.000 unidades, y el inversor no siempre dispone de esa cantidad para realizar la operación, lo que lleva a los productos apalancados.

El apalancamiento presenta así una serie de ventajas, sobre todo, de cara a los inversores más pequeños, porque se puede abrir una posición sin pagar su valor total de antemano. Pero también conlleva riesgos importantes. Al cerrar la operación apalancada, tanto el beneficio como la posible pérdida se basan en el tamaño total de la posición, lo que supone que se pueden tener mayores beneficios, pero también producirse grandes pérdidas que superen el depósito realizado.

Análisis

Antes de comenzar con la operativa en Forex, es conveniente realizar bien un análisis porque todo este tipo de operaciones siempre conlleva riesgos que son mayores, sobre todo, cuando se opta por el apalancamiento. Normalmente, la mayoría de las operaciones se realizan en unos pares de divisas concretos como el EUR/USD (euro/US dólar), USD/GBP (US dólar/libra esterlina), USD/JPY (US dólar/yen japonés), USD/CHF (US dólar/ franco suizo), USD/AUD (US dólar( dólar australiano) y USD/CAD (US dólar( dólar canadienese).

Las divisas de estos pares coinciden además con las monedas que suelen ser más importantes y fuertes. Pero esto no es suficiente para decidir las inversiones en Forex porque, como ya hemos comentado, es un mercado en el que están todas las divisas que operan a nivel mundial en las que puede haber operaciones atractivas. Además, con una moneda importante también es posible perder dinero.

Es esencial, por lo tanto, estudiar el mercado con el análisis fundamental y técnico, que presenta algunas diferencias en comparación al que se efectúa cuando se van a comprar acciones en bolsa. El análisis técnico en Forex consiste en analizar los movimientos del precio y la cotización de los tipos de cambio a través de una representación gráfica en la que se reflejan indicadores matemáticos y estadísticos mientras que, con el fundamental, el foco de atención se pone en analizar los factores económicos y políticos que podrían influir en la cotización.

En el análisis fundamental para Forex se deberán tener en cuenta datos como la estabilidad política del país, el nivel de producción industrial, los tipos de interés, las exportaciones e importaciones, inflación, déficits y superávits, demanda de materias primas o la tasa de desempleo, entre otros. En general, al analizar estos parámetros, se concluye que, si la situación económica de un país es buena y la perspectiva también, su divisa se reforzará.

En el análisis técnico, entre los indicadores que se emplean para detectar los posibles movimientos del mercado están las líneas de tendencia, que son las que enlazan los puntos más altos y los altos para la tendencia al alza y los puntos más bajos o bajos para las tendencias a la baja.

También se atiende a las medias móviles, que indican una posible tendencia si el precio atraviesa la media, así como los indicadores de fuerza relativa, que señalan si el mercado se puede considerar como sobrevalorado para vender o bien infravalorado para comprar.

Los niveles de Fibonacci -que son los que apuntan que un movimiento continuado en la dirección actual se rompe-, y las convergencias y divergencias de la media móvil son otros parámetros que se analizan junto con los soportes y resistencias, que indican los puntos de precio que han sido difíciles de atravesar anteriormente, entre otros indicadores.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *