1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars | 3 votos
Cargando…

Yield on cost (YOC): Rentabilidad del capital en dividendos


Es posible que para muchos de vosotros el concepto del Yield on Cost (YoC) no sea nada nuevo. No pretendo escribir un diccionario de finanzas pero creo que hay conceptos que merecen la pena verlos con más detalle y éste es uno de ellos. Además, es clave para entender la importancia de formar una cartera de empresas que reparten dividendos y mantenerla durante el tiempo.

El YoC se define como la rentabilidad del capital y aplicado en la inversión por dividendos puede usarse para estimar si el precio que pagamos por unas acciones en el momento presente, nos permitiría obtener en el futuro una rentabilidad por dividendo atractiva.

Por ejemplo, imagina que en 2015 compramos unas acciones a 44 euros por las que nos pagan cada año un total de 1,10 euros por acción ofreciendo una rentabilidad por dividendo del 2,5 por ciento y la empresa decide aumentar su dividendo en un promedio anual del 9% durante los próximos 10 años.

Hacemos los cálculos y obtenemos que el dividendo estimado que cobraremos en 2025 será de 2,60 euros, lo que se traduce en un YoC (rentabilidad por dividendo estimada para ese año en base a nuestro capital inicial) del 5,92 por ciento. ¡Más rentabilidad por nuestro dinero sin hacer absolutamente nada!


De este modo vemos que formando una cartera de grandes empresas que presentan crecimientos continuos a lo largo del tiempo podemos conseguir grandes rentabilidades en pocos años. O lo que es lo mismo, conseguir la libertad financiera gracias a la inversión por dividendos.

Otro punto fuerte de esta estrategia es que como invertimos en empresas sólidas y líderes en sus respectivos sectores, a pesar de que puedan haber crisis económicas y bajas en el precio de las acciones, el valor intrínseco de esas compañías sigue estable.

Las grandes empresas no se hunden. Su valor permanece aunque su precio en el mercado baje. Como en su día dijo Antonio Machado: “Sólo el necio confunde valor y precio”.

Una forma de aumentar el YoC medio de nuestra cartera es invertir en acciones que, año tras año, aprueben incrementos del dividendo, como los aristócratas del dividendo norteamericanos.

Vamos a verlo con otro ejemplo concreto.

Imagina que en el año 2000 decidimos comprar 100 acciones de Johnson & Johnson (JNJ). Nuestra inversión es de 3.800 dólares. A principios de ese año cotizaba entorno a los 38 dólares y tenía previsto repartir 0,16 dólares trimestrales, es decir su rentabilidad por dividendo era del 1,68%. Ese año ingresamos 64 dólares de ingresos pasivos gracias a los dividendos de Johnson & Johnson.


Pero ahora viene lo bueno: ¿Qué pasaría si hoy mantuviéramos esa posición? Es decir, no hubiésemos vendido ningún título de JNJ en más 15 años. Os lo cuento después del gráfico.

De entrada habríamos cobrado dividendos crecientes todos los años, incluso durante la gran crisis económica de 2008, y el valor de mercado actual de esas 100 acciones sería superior a 10.000 dólares, ya que su cotización a cierre del pasado viernes es de 100,13 dólares. Ver cotización actual.

Y como ahora reparte 0,70 dólares al trimestre en concepto de dividendo, nuestro YoC actual sería del 7,36% por ciento. En efectivo, 280 dólares de ingresos anuales por dividendo. ¡No está nada mal!

Johnson & Johnson es simplemente un ejemplo, pero se podría reproducir el caso en muchas otras. Tristemente no he podido encontrar ningún ejemplo de una empresa española. El mercado americano cuida mucho más al accionista y suelen ser frecuentes los planes de recompra de acciones. ¿Qué se hacen en España? Justo lo contrario con políticas de scrip dividend.

Con este ejercicio quiero animaros a que pongáis a trabajar vuestro dinero lo antes posible comprando acciones de compañías que van a seguir repartiendo entre sus accionistas beneficios crecientes durante años, décadas y quien sabe si por siglos. Pro suerte hay muchas, por lo que es cuestión de saber elegir bien.

Recuerda que no hay que obsesionarse con la revalorización de la cartera, los precios de las acciones suben o bajan pero los negocios son más estables que lo que los movimientos que dicta el mercado. Es difícil perder dinero en bolsa si se sabe invertir y se sigue una estrategia a largo plazo.

Espero que haya logrado mi objetivo de explicar en profundidad el concepto del YoC. Cualquier duda o sugerencia la puedes dejar a modo de comentario e intentaré responderte lo antes posible.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *